Cáncer de piel, dañino y común

El cáncer de piel es una de las enfermedades dañinas que más ha proliferado en los últimos años debido, entre otros factores a la exposición a la luz solar sin protección en un entorno, la tierra, cada vez más amenazado por la falta de filtros de la capa de ozono.

Ejemplo de cáncer de piel

Como en muchos tipos de cáncer, su diagnóstico precoz es fundamental para atajar su avance y conseguir la curación. Ante la presencia de manchas en la piel o el aumento de tamaño de manchas anteriores, es necesario acudir al dermatólogo.

¿En qué consiste el cáncer de piel?

Se trata del desarrollo de células malignas en la piel. Puede ser más o menos moderado y de desarrollo muy localizado.

A diferencia de otros cánceres, no tiende a desarrollarse en los órganos cercanos a través de la metástasis.

Los factores de riesgo del cáncer de piel son variados:

  • La exposición prolongada al sol. Especialmente peligroso para las personas de piel clara y cuanto más cercanas estén al ecuador del planeta, donde aumenta la intensidad de la luz solar. ¡Atención también a las lámparas de las cámaras de bronceado!
  • Problemas con el sistema inmune como los que pueden tener personas afectadas por VIH y aquellas sometidas a tratamientos agresivos como la quimioterapia.
  • Infecciones de transmisión sexual que pueden provocar la presencia de verrugas en la zona del sexo.
  • Exposición a elementos cancerígenos como el arsénico.
  • Antecedentes familiares. Si bien es cierto que no se considera una enfermedad hereditaria ya que, en general, es debida a causas externas, si es cierto que puede existir una propensión heredada (tipo de piel, por ejemplo)
  • El envejecimiento de la piel y la disminución de sus defensas.

¿Qué tipos de cáncer de piel existen?

Hay, básicamente, tres tipos:

1.    Carcinoma de las células basales. Es el más común y tiene diversas modalidades que van desde la presencia superficial (más fácil de tratar) a tumores infiltrados en el tejido circundante (se reconocen por sus bordes poco definidos).

2.    Carcinoma de células escamosas. Parecido al anterior y más habitual en pacientes con el sistema inmune alterado.

3.    Melanoma. De desarrollo infiltrado en las células interiores de la piel. Menos común y con múltiples variantes: fibroxantoma, células de Merkel, linfoma…

Los dos primeros son los más comunes y el tercero, si bien menos habitual, es el más dañino y el más peligroso.